• Reeducación Postural Global RPGKinetic Control
  • Terapia Miofascial y Cráneo SacraCadenas musculares y articulares GDS
Reeducación Postural Global RPG1Terapia Miofascial y Cráneo Sacra2

Publicado por: TEMA
Etiquetas: Bebés


Terapia del movimiento avanzada

Figura 1.  Esquema que ilustra las etapas más significativas del desarrollo psicomotor del bebé. Lorena Gutierrez Fernández®.

El desarrollo psicomotor que tiene lugar durante el primer año de vida es muy importante pues sientan las bases para la adquisición de todas las habilidades  posteriores.

Todos conocemos las diferentes fases por las que ha de transitar un bebé desde que nace hasta que consigue ponerse en pie por sí mismo y echar a andar. Los estrictos modelos descritos por diferentes autores tienen su razón de ser, pues son una referencia en la que basarnos para establecer o no la existencia de un retraso del desarrollo. Sin embargo, en bebés sanos, es posible tomarlo como una referencia flexible, pues hay una gran variabilidad a la hora de conseguir las diferentes destrezas, y no existe evidencia científica que demuestre que todos los bebés tengan que alcanzar un determinado hito del desarrollo a una edad exacta. Lo esencial es la calidad del gesto adquirido, que viene dado por la armonía del movimiento y éste es posible gracias a la riqueza que ha obtenido el pequeño a  través de la experimentación en y del movimiento en sus diferentes situaciones cotidianas. Es este sentido, el movimiento tiene un efecto organizador en el sistema nervioso, y supone la principal vía de aprendizaje del bebé.

Para adquirir su verticalidad, los bebés pasan por un proceso de evolución motriz que sigue de cerca el de la evolución de la especie (imagen 1), desde la primera vida en el agua hasta el ser vertical. El desarrollo que en la evolución de las especies ha tardado millones de años, el bebé humano puede lograrlo en los dos primeros años de vida.

Terapia del movimiento avanzada

Imagen 1 Evolución de la especie según Rash y Burke (1976).

En la figura 1 están esquematizadas las diferentes fases por las que pasa el bebé. En el recién nacido sano la configuración predominante es posición fetal. Ésta debe ser favorecida cuando sostenemos al bebé en brazos, lo acunamos, abrazamos, alimentamos, aseamos o porteamos (es decir, al llevarlo en un portabebé). Esta etapa es fundamental para que el pequeño empiece a integrar su propio cuerpo, a descubrir sus manos y posteriormente sus pies. Gracias ha la adopción de esta posición, comenzará a activarse la musculatura profunda del cuello que le va a permitir sostener la cabeza cada vez mejor, con más estabilidad. Posteriormente, el control de la musculatura abdominal y la musculatura del tronco le permitirá empezar a hacer pequeñas transferencias de peso tumbado y giros que más tarde se transformarán en volteos. Por lo general el bebé empieza a girarse primero desde boca arriba a boca abajo, aunque en ocasiones realizan primero el volteo contrario, es decir, desde boca abajo a boca arriba. Cuando están tumbados sobre su vientre, empiezan poco a poco a querer elevar su cabeza para seguir descubriendo en esta nueva orientación su entorno, a apoyar sus manos y codos e incluso más adelante aprenden a liberar una de las manos para alcanzar un objeto. Al conseguir el apoyo sobre los codos, comienzan a ensayar la reptación, arrastrando su cuerpo por la superficie. Posteriormente buscará la forma de levantar su tronco del suelo. Apoyarán sus manos e incluso sus rodillas, quedando así su cuerpo separado del suelo en cuatro puntos evolucionando hacia el gateo, consiguiendo un desplazamiento más eficaz. Seguirá experimentando con su cuerpo y verá que si deja caer el culete hacia uno de los lados, habrá conseguido sentarse por sí mismo, y mantenerse estable en esa postura. Desde ahí podrá pasar a una posición de cuclillas, apoyar sus manos en el suelo, andar como un oso y poco a poco colocarse cada vez más erguido, buscar su equilibrio para iniciar el desplazamiento sobre sus pies, primero buscando apoyo con sus manos en diferentes objetos y marchando en diferentes posiciones más primitivas (marcha lateral), para finalmente conseguir la marcha autónoma característica del ser humano. Si te interesa aprender más puedes solicitar acceso al grupo cerrado de Facebook  #Desarrollo psicomotriz y prevención postural del bebé o Visitar nuestros Blogs/bebés TEMA y FisioBym.

140910_TEMA      logo FisioByM

Publicado por: María del Mar Sánchez González.  


MaríaMaría del Mar Sánchez González.
Fisioterapeuta-posturóloga
Col. 4022
Directora de "TEMA". Terapia del movimiento Avanzada.
www.terapiadelmovimientoavanzada.es
www.bebesenmovimiento.com